miércoles, 6 de marzo de 2013

Prólogo a la sección de plantas ornamentales y silvestres comestibles

Pues resulta que el otro domingo me levanté por la mañana sin demasiados menesteres entre manos y con ganas de improvisar. Fui a prepararme una infusión de hierbas de mi macetohuerto a base de stevia, hierba buena y orégano canario. En mi exigua alacena traté de encontrar algo para acompañar, aunque no vi nada apetecible. Me dirigí a la nevera y, !sorpresa¡, solo había tres alones de pollo campero ecológico en un plato cubierto con un "film" transparente de cocina.

En fin, el desayuno ya no tenía más solución que la de la simple infusión que, al menos, resultó estar rica. El caso es que, cuando me la andaba tomando, me percaté de que siendo domingo no iba a poder comprar nada cerca y que solo alones de pollo para almorzar iba a ser una situación un tanto triste. Me dije sin mucho convencimiento: “Bueno, ya me apañaré algo del macetohuerto para acompañar”.

Como la mañana estaba buena, con un esplendido sol invernal y ni pizca de viento, me dispuse a darme un paseo por los alrededores de casa (vivo en el extra radio de Sevilla). Al salir, me encontré casualmente con una lechuga silvestre (Lactuca virosa L.) que medraba en un resquicio de la acera y entonce pesé: “¡Eureca!, ¡ya lo tengo!. Me voy a agenciar unas cuantas hierbas para acompañar mis benditos alones”. Saltando al traspiés, como si fuera un niño, volví para casa, me enfundé calzado de campo, cogí mi cámara de fotos, una bolsa de tela y una navaja. Y nuevamente salí, esta vez dispuesto a encontrar la otra parte mi almuerzo.

Cual no fue mi sorpresa, nada más empezar, cuando a 100 metros de mi morada, en un terreno baldío de una vieja construcción ya derruida y mal protegida por una decrepita alambrada, encontré varias matas de acelgas silvestres (Beta vulgaris L.). ¡Por Tutatis!. Se trataba de los auténticos ancestros de las acelgas que comemos hoy en día. No me había percatado de ellas antes. De hecho, nunca antes había visto un ejemplar silvestre de esta especie. Aparentemente uno no tiene por que fijarse especialmente en ellas, pues es una hierba más en un mar de hierbas. Pero en fin, como uno lleva la profesión por dentro, no me costó reconocerlas, ya que tienen unos caracteres muy peculiares. Ya tenía la mitad de la otra mitad de mi almuerzo pues, finalmente, el manojo que recogí, lo herví y reogué para acompañar a los aloncillos.

Acelga silvestre - Beta vulgaris L. - Familia quenopodiáceas.

Aún estaba pendiente la ensalada. Paseando y paseando, fui cogiendo hojas aquí y flores haya, hasta hacerme de un popurrí suficiente como para saciar mi apetito. Por cierto, que solo con la infusión en el estómago, este ya andaba rugiendo. Como base, usé las hojas de unas cerrajas (Sonchus oleraceus L.) muy tiernas que encontré a la sombra de un árbol.

Cerraja - Sonchus oleraceus L. - Familia asteráceas (compuestas),
rodeada de vinagritos - Oxalis pes-caprae L. - Familia oxalidáceas.

La complementaria con hojas de lechuga silvestre (Lactuca virosa L.). No muchas, solo 3 o 4, pues ya estaban algo grandes y creciendo a pleno sol, por lo que amargaban un poco.

Lechuga silvestre - Lactuca virosa L. - Família asteráceas (compuestas).

Para darle un toque de colorido, me agencié flores de borraja (Borago officinalis L.), caléndula (Calendula arvensis L.), Vivorera (Echium plantagineum L.) y Jaramago (Sinapis alba L.).

Borraja - Borago officinalis L. - Familia borragináceas.

Caléndula - Calendula arvensis L. - Familia asteráceas (compuestas).

Vivorera - Echium plantagineum L. - Familia borragináceas.

Jaramago - Sinapis alba L. - Familia brasicáceas (crucíferas).

Visión de conjunto de las flores recolectadas.

Finalmente, y ya de vuelta, recolecté del macetohuerto unas hojas de mastuerzo amargo (Cardamine hirsuta L.), que impartirían un toque a berro picante a mi ensalada. Esta planta es una hierba silvestre que crece con relativa facilidad en macetas y que yo ando tratando de domesticar o, al menos, fomentando sus presencia.

Mastuerzo amargo - Cardamine hirsuta L. - Familia brasicáceas (crucíferas).

Ya solo quedaba encender la barbacoa, que compre en el Algarbe portugués en mi último periplo estival. Es pequeñita pero, para mis menesteres, más que suficiente. Además, así no me ocupa demasiado espacio en el macetohuerto. Los alones de pollo, debido a mi ímpetu, quedaron un tanto churruscaditos, pero ricos. Mis lectores argentinos dirán que “qué porquería de barbacoa”, o algo así. No les voy a replicar.

Barbacoa made in Portugal, con 3 alones de pollo campero ecológico.

Ya solo me quedaba disfrutar del momento, del éxtasis de almorzar de esta manera en el excepcional enclave de mi macetohuerto, con esta espectaculares vistas mi querido pueblo de acogida, Tomares.

La mesa puesta.

Plato principal.

Acompañamiento.

El enclave. Por ahí, a 100 metros, estaban las acelgas silvestres.

Bueno, este pequeño relato que os acabo de contar, que no se porqué homenajea a 3 entrañables aloncitos de pollo, es el resultado de una mañana de inspiración que me ha hecho decidir abrir una nueva sección en el blog dedicada a las plantas ornamentales y silvestres comestibles que, al tiempo, me va a servir para celebrar las más de 30.000 visitas que ya he tenido y los 5.000 amigos que me siguen en Facebook.

A partir de ahora empezaré a publicar fichas de aquellas plantas que, en estos últimos años, he empezado a consumir y que me servirán para complementar las cosechas que obtengo de mi macetohuerto. Espero os sean de utilidad.

Pablo José González Provost
elmacetohuerto@gmail.com

Licencia Creative Commons

11 comentarios:

  1. muy interesante, te seguiré con muchas ganas de aprender. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pablo. Me ha gustado tu artículo. Decirte que yo también me he aficionado mucho al conocimiento de plantas silvestres comestibles, y por supuesto a utilizarlas como comida en el día a día. La naturaleza nos tiene reservados grandes tesoros (para mí lo son, desde luego) con estos regalos que nos da. Saludos cordiales!!

    ResponderEliminar
  3. Tengo en mi huerto esta planta de la foto: https://fbcdn-sphotos-b-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash3/576616_490960210964474_244837191_n.jpg
    y está saliendo por todas partes. Ahora ya está más crecidita que como se ve ahí, llegando a alcanzar en lugares sombríos una altura de 30 cm. aproximadamente. La he probado en ensalada, es muy tierna y de paladar dulce. Preguntando en otros foros, me han dicho que se podría tratar de una crucífera y por tanto ser comestible. A ver si me puede echar un cable en descubrir de qué planta se trata. Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Judit. Me alegra que te guste el artículo. Eso anima a seguir escribiendo. La planta que muestras, yo también me animaria a decir que es una crucífera, pero sin ver las flores no te puedo aproximar más. Cuando tenga flores, manda otra foto y trato de averiguarte de que especie se trata. Saludos.

      Eliminar
  4. Hola Pablo. Da gusto leerte. Estuve en aquel curso que diste en Ronda, y me quedé con ganas de más. Me encantaría acudir a tu curso de maceto, pero me pilla un poco lejos. Vivo cerca de Carmona, y me gustaría preguntarte dónde (antes de comenzar con tu propio compostador y vermicompostador) comprabas el humus, y si la has utilizado, la fibra de coco. Creo recordar que comentaste que ibas a algún sitio cerca de Los Palacios, pero no estoy segura. Lo que encuentro en Sevilla, más que nada en los grow shop o en viveros, está a precios realmente prohibitivos. ¿Sabes tú de algún sitio donde no sea tan caro? También quería preguntarte dónde has comprado las lombrices, que es mi próximo proyecto, pero también me está costando encontrarlas en Sevilla. Gracias por compartir tus experiencias, se aprende mucho leyéndote. Me matas de envidia (sana, pero envidia!!!) cuando veo lo productivas que son tus macetas... Un besote. Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana. Me alegro que te hayas quedado con ganas de más. Con el tiempo ya iré organizando otros curso. Seguro que alguno te cuadrará. A ver trato de responderte a tus cuestiones. Yo el humus iba a la sierra de Córdoba a comprarlo cuando me cogía de paso. Busca en internet Lombricor y los encontrará. Ellos también me vendieron las lombrices. La caja de mil lombrices salió a 35€ enviada por mensajería. Yo ahora hago compost y no uso humus de lombriz, pues es muy caro. Fabricarme el compost es gratis. A los sumo uso compro estiércol de oveja o caballo, que es más económico y para los cultivos de verano va mejor. El poco humus de lombriz que produzco en mi vermicompostero lo uso para hacer te de vermicompost y aplicarlo con el riego. Por otro lasdo, sí, uso fibra de coco. La compro en la cooperativa Virgen de las Nieves de Los Palacios. Pregunta cuando llegues, que todo el mundo la conoce. La uso para mezclarla con mi sustrato y darle nueva porosidad. La plancha de 100x4x17cm deshidratada me salió por 2,3 €. Al hidratarla esponja muchísimo. Te traerá cuenta. Si algún dia te apetece echarme una mano en alguna de mis sesiones matienales de fin de semana, mandame un correo y bien venida eres. Saludos. Y para cualquier otra consulta, ya sabes donde estoy.

      Eliminar
  5. Muchas gracias por responderme, Pablo. Iré a la cooperativa sin falta a buscar la fibra de coco. Mi maceto de momento sigue siendo más proyecto que huerto, y voy de intento en intento, a veces con suerte, y otras con preciosas flores de alguna planta que prefirió espigarse en vez de dar fruto... (hoy he "sacrificado" un brócoli con un ramillete de flores espectacular... je,je,je... su lugar ha sido ocupado por una emergente acelga roja, de la que espero probar alguna hojilla! )
    He empezado a compostar también, pero el proceso es largo, así que no dará tiempo para los próximos cultivos. Probaré con el estiércol, a ver que tal se da.
    Gracias por lo de los fines de semana. Si me animo, te escribo. No dejes de escribir tu blog, que nos anima un montón a los que somos más pringadillos. Un abrazo. Ana

    ResponderEliminar
  6. Hola de nuevo Pablo.

    Gracias por tu respuesta. Tengo que decirte que, finalmente la planta ha florecido, alcanzando una altura de aproximadamente 1,5 metros. Las flores son muy similares a las del sonchus oleraceus. Por lo que ya descartamos que no es una crucífera. Aquí te envío fotografías en plena floración, correspondientes al mes de mayo:
    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=515894735137688&l=b02c85de78
    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=515894798471015&l=8d37aed15b
    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=519343238126171&l=db87be8299

    En caso de no poder ver las fotos, por favor, házmelo saber.

    Recibe un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  7. Deducción: no sólo ingenio para hallar tu alimento regalo de Doña Natura, sino conocimiento de las especies. Un mérito con causa.... Me encanta este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste. Comentarios como los tuyos me ayudan a seguir publicando. Gracias

      Eliminar
  8. Bravo!! Bravo!!! Como me gustan esos Momentos de inspiración jeje yo cogí el otro día espárragos cerca de cabo de gata un poco de tomillo y un cachin de atún con espagueti y tan n orgullosa oye jajaja mañana voy a probar flores en la ensalada y tortilla de diente de leon soy una intrépida jajaja en serio genial el artículo

    ResponderEliminar